Sentimientos (#8 Desesperación)

Un fluorescente circular y una sonrisa en el cuadro son la única iluminación de mi habitación el día de hoy.

La esquina es mi cojín, el agua ha sido mi alimento todos estos días, las ventanas han sido selladas y mi libertad ha sido privada. Mi derecho de la vida ha sido anulado, literalmente, ni siquiera sé cómo podría suicidarme para acabar con esta prisión.

Prisión es una palabra linda para este lugar.

Pero no siempre he estado aquí. No siempre. No espero estarlo para siempre.

No tengo a quién llamar, no tengo como llamar. Quiero ir al baño pero no puedo abrir la puerta. Estoy sucio. Quiero comer algo, pero no es la hora de comer… solo beber.

“Antes te encantaba beber, nosotros solo seguimos la tradición” responde una voz burlona. Del doctor, del carcelero, del asesino.

LLevo días enserrado pero te juro que si no me lo decían, sentiría que he estado aquí años, mis bocetos y mis manuscritos son lo único que me queda, no tengo familia. En realidad la tengo pero incluso decir Dios sabe donde estarán no encajaría… Han huido de mi, tal vez los he espantado, Dios no puede saber donde están… Almenos que ya estén muertos, en ese caso los envidiaría.

No hay sonido alguno más que el de la ventilación, las paredes son blancas. Facilmente podría deducir donde estoy. Pero me niego a creerlo.

El doctor, el carcelero, el asesino.

Han traido una mesa a la habitación, han dejado un arma ensima y nuevamente han cerrado las puertas.

No soporto más este sitio… entiendo la indirecta. Dios me ha escuchado, no hay forma de que escape de este sitio si no es de este modo, al fin podré ver la luz… Tomo el arma mientras escribo, a todo aquel que lea esto, es mi testimonio, no hay nada más bello que huir de una etapa de tanta desesperación como es estar en esta prisión blanca. Jalo el gatillo.

Son tres los sonidos que escucho.

El arma, clack pero ninguna bala.

Los doctores, unos rien otros anotan algo.

Mi voz ha lanzado un gemido no de terror a morir, sino de locura por la desesperación de pasar 10 segundos más acá.

Locura dije, la locura es lo que me trajo aquí de todos modos.

Pero nunca he estado más cuerdo, y sé que deseo morir de una vez… y matar a los carceleros, los asesinos, los doctores.

Me he arrancado los cabellos con el sudor de mis manos, lástima que ya no tengo más que arrancar, mi dolor es insoportable, es desesperante, quiero destruir algo pero mis escritos no, mis bocetos no. Aléjense de ellos los espíritus y las voces que han decidido acompañarme el día de hoy.

El arma no pudo acabar con mi vida, se la han llevado.

El cuadro que iluminaba mi habitación… lo he lanzado al fluorescente, es curioso cómo pueden dos luces eliminarse entre ellas para obtener la oscuridad absoluta.

Pero mi pluma no me hace daño, no quiero hacerle daño a la pluma. Amo a mi pluma, me entiende perfectamente.

Quiero morir, pero estoy muy débil como para ocasionarlo. Ahora he perdido las esperanzas… Deseo tanto que ocurra algo que no puede ocurrir, que me desespera infinitamente, y he de llevarlo solo en esta prisión…

Prisión es una palabra linda para este lugar.

Anuncios

Acerca de Le'Bleu

El estridente sonido que causan los que callan es asesino.
Esta entrada fue publicada en De todos los días. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Sentimientos (#8 Desesperación)

  1. Te Jodo con un Coment dijo:

    Asu, pobre tipo.
    Pero de verdad, esa pequeña historia me hace pensar sobre, como mucha gente puede sentirse encerrado en su propia prisión y llegar a sentir la misma desesperación a pesar de no estar en una realmente. Igualmente, tú mismo acabas de explicar mis puntos sobre porqué la cadena perpetua, bien dada, es más dolorosa que la pena de muerte.

    • Le'Bleu dijo:

      Sí y sí [?] pero lo malo de la cadena perpetua en el Perú es que solo te la dan si haces algo terriblemente malo, como matar a más de 50 personas [?] Y lo peor de eso, es que si haces eso da la coincidencia de que tienes mucho dinero y la cadena perpetua se vuelve una jubilación para los terroristas. Cito el ejemplo de Abimael Guzmán, quién vive en una prisión más linda que mi casa.

  2. papurika dijo:

    Pobre Tipo realmente se le “lee” [?] triste
    Aunque no logro acomodar mis ideas muy bien ñ_ñ [?]
    Ok muchas personas hacen de su mente su propia cárcel
    Y no saben que en realidad se stan consumiendo en tristeza D:
    Pero eso es lo que hace interesante el poder que tiene la mente [?]
    Iwal sin ella no trabajas, pero parece que ella es la que logra dominarnos completamente
    Que fail en veces resulta ser xD

    dos luces eliminarse entre ellas para obtener la oscuridad absoluta ~
    Quiero poder averiguar el sentido que tiene esta frase.. Se que es más que obvio ò_o
    Pero hay algo escondido que me llama la atención 8D [?]

    Que dicha que logra conservar su pluma o0o
    Aunque sea la utiliza para sentirse mejor en esa cárcel de depresión tan seria que tiene [wtf]
    Lo entiende perfectamente porque lo ayuda a liberarse pienso yo u.ú
    Y que se le quitan esas ganas de morir que tiene!! xD
    Demonios me hace sentirme mal por él ~

    • Le'Bleu dijo:

      Esque tienes que analizar al personaje, no es un santo, y no está en cualquier prisión. Está literalmente loco, en un literal manicomio [?]

      Pero la mente es tan vasta que, al parecer al igual que yo, le encontraste el sentido número 2 xD algo más mental, es bueno verlo de todos los ángulos [?]

      Bueno, se supone que sientas pena por el tipo [?] xD gracias por leer y muchas gracias por comentar [??]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s