Fantaseando contra las leyes.

Frente mío pasan fantasmas todos los días, debo admitir que al principio me asustaban.

¿Cuáles son los parámetros para determinar una historia infinita? Probablemente el hecho de que te sientas dentro de una ya la convierte en interminable. La gente habla de fantasías, los humanos le hemos dado definiciones a esa palabra… Si pido una definición de fantasía, en este momento me dirás tu definición, pero luego vas a entrar a la RAE, que te dice:

(Del lat. phantasĭa,este del gr. φαντασία).

1. f. Facultad que tiene el ánimo de reproducir por medio de imágenes las cosas pasadas o lejanas, de representar las ideales en forma sensible o de idealizar las reales.

Tengo acá un dato curioso. Para ser un experto en un tema debes haberlo estudiado, practicado,  dominado, etc. Pero, por primera vez, trataré de manifestarme en contra de una de las poderosas definiciones de la RAE. No porque esté mal, sino porque acaba de ocurrir un choque de realidades, la suya con la mía.

Una fantasía no puede ser de cosas pasadas, al menos no en mi caso. Una fantasía es algo totalmente fuera de la persona, algo casi inimaginable. Un hecho pasado ha ocurrido, pero la fantasía es fantasía porque no ha ocurrido. Si algo ha pasado y se recrea en “imágenes” en tu mente, pues no es una fantasía, es un recuerdo. Un recuerdo es más cuadrado que una fantasía.

He tenido muchas fantasías y ninguna ha sido un recuerdo.

Lo segundo que no concuerda para mi gusto es lo de las “imágenes”. Una fantasía… encerrada en una palabra tan humana como “imágenes”… Hasta me duele. Una fantasía está más allá de los pensamientos humanos. Una fantasía es mágica, casi como un sueño, pero a consciencia. Una fantasía no es una simple imagen, es arte psicológico puro. Una fantasía te puede llevar al cielo de la felicidad, es la máxima expresión de jovialidad cerebral.

Son como fantasmas. Frente mío pasan fantasmas todos los días, debo admitir que al principio me asustaban; pero he aprendido a amarlos… porque me dan algo que me encanta, esperanza. Deseos de hacer que el fantasma sea persona, que la fantasía sea una realidad.

La fantasías no son reales, no se pueden reproducir, no se pueden representar. Son un código que solo nosotros podemos descifrar. Las fantasías no son reales, a veces no son posibles. Pero bueno, nos gusta creer en fantasmas ¿verdad? Soltaré una nueva píldora de felicidad en esta entrada: Con esfuerzo todo es posible, incluso la fantasía más lejana. Aunque a veces no sea algo que puedas tocar, no te dejes llevar por la superficialidad, que tu fantasía será tan posible como te la imagines dentro del universo de tu mente.

Anuncios

Acerca de Le'Bleu

El estridente sonido que causan los que callan es asesino.
Esta entrada fue publicada en De todos los días. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fantaseando contra las leyes.

  1. papurika dijo:

    que dicha que fantasear es gratis [?]
    no quiero imaginar que me pasaría sim me cobraran D:

    ☺☺☺☺☺ [?]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s