Sé que no te extraño

Abro los ojos
y te imagino en frente.
Cierro los ojos,
pero sigues ahí.

Mi mano siente tu tacto,
y mi corazón habla.
Habla en clave morse
y escribe tu nombre.

Cada mirada,
cada palabra,
cada verso,
cada sueño.

No eres un aroma.
Pero tu esencia me invade.
Respiro tu existencia,
te mantengo en mí.

Mi imaginación recrea tu figura.
La suavidad de tu tacto
paseando mi rostro.
El calor que solo tú emanas.

Ahora me invade la locura.
Ahora estás en todos sitios.
Ahora solo te veo yo.
Ahora me perteneces.

Canta para mí,
entrégame tu voz.
Acércate a mí,
entrégame tu cuerpo.

Cruzamos miradas,
bello espíritu.
Cruzamos labios,
bendita fantasía.

Tu ser es como un ángel;
un ángel es como una fantasía,
una fantasía es como un sueño
y un sueño es como tú.

Colores invaden mi mente,
estás en cada uno de ellos.
Nuevamente posas tus manos en mí
incitándome a la levitación.

Nadamos en un mundo de los dos.
Celosos.
No existe nadie más,
esta vez estamos solos.

Lentamente nos apegamos.
Cruzas tus manos
hasta que llegan a mi espalda.
Lentamente, nos abrazamos.

Caemos juntos en la suavidad.
Cierras los ojos y sonríes,
desapareces; pero no te extraño,
porque sigues en mi mente.

Anuncios

Acerca de Le'Bleu

El estridente sonido que causan los que callan es asesino.
Esta entrada fue publicada en De todos los días. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s