18:53 07/10/2010

El día empezó contigo.

Me fui a hacer lo único que hago bien, exponer un trabajo. El doctor me había dicho que te operarían para detectar el verdadero problema. Con las esperanzas hechas plomo y con el deseo incalculable de devolverte a casa, acepté. Te dejé ahí como buen cobarde, pero tampoco había mucho que yo pudiera hacer. Te amo lo suficiente como para confiar siempre que todo saldrá bien y que volverás.

Regresé de la exposición con esperanzas, esperanzas al tope. El día era soleado y me había ido relativamente bien. Me dirigí a donde te retenían contra tu voluntad; entré a buscarte, pues te juré que regresaría. Te vi a lo lejos, estabas viva. Contra todo pronóstico, sobreviviste a una operación destinada al fracaso, te amo tanto por luchar por nosotros. El doctor me indicó que no encontraron lo que esperaban, que, curiosamente, era también lo que yo esperaba.

“En estos casos recomendamos brindarle… calidad de vida. Eso es todo.” ¿Qué calidad puede tener mi amada? No puede comer, no puede beber, no puede caminar y si la levanto, chilla. La recogí y me indicó que debía volver a las 6:00 PM, que preferiblemente la llevara mi madre para ponerle una “bata para que no se haga daño en la herida”. Me miraste con ese amor, que venía además con un “sácame de aquí”.

Te tomé, te traje a donde perteneces. Como no esperaba, caminaste sin ayuda. Saliste tambaleante y te tiraste en una almohada. Me sentí impotente, me negaba a la idea de perderte. Te abracé, te di un beso y te dije “vamos a tomarnos una foto, solo tuvimos una oportunidad de hacerlo”. Pero mi llanto era demasiado incómodo, no me dejó capturar un bonito momento contigo. Tú siempre sales bien en las fotos, pero yo no. Perdón por eso.

Saber que podías morir en cualquier momento y que nada podía hacer me desesperó. Tuve mareos pero no podía desmayarme, necesitaba pasar contigo todo el tiempo que pudiera, así que me eché en mi cama a mirar el techo, acariciarte… hasta que sentí que te movías. Te quise ayudar, pero me dejó atónito ver tu esfuerzo para trepar sobre mí. Te tomé pero chillaste, así que tuve que desistir. Te amo por amarme tanto. Subiste encima mío como antaño y te alegraste. Yo también estaba feliz.

Primero llamé a mi madre para decirle que se apurara, luego llamé a la única persona de la cual aceptaría compañía. Pero hasta eso me salió mal. Aún siento tu atropellada respiración sobre mis piernas, aún siento que debo abrazarte. Los mensajes de texto me relajaban, pero nada podría hacerme olvidar que una de las mejores cosas de mi vida sufría sobre mí. Tenía encima lo que había querido desde que empezó todo esto, pero no como yo esperaba.

Más llantos invadían mi entorno y tú tan calmada como siempre. Te amo por inspirarme tranquilidad y te amo por acompañarme en mis momentos difíciles. Cada instante contigo fue lo mejor, hablamos como solemos acostumbrar; aunque no respondías, pero esa es la costumbre. Siento que tus respuestas me las mandas por telepatía. Nunca había extrañado tanto a alguien como ahora.

Perdí el apetito, solo me concentraba en la maravilla que me acompañaba. Llegaron las 6:00 pm junto con mi madre. Hablamos y le entristeció el hecho, para mi sorpresa. No puedo seguir escribiendo… me tortura demasiado, pero debo seguir. Su memoria debe perdurar, su lucha debe ser conocida por este medio que significa tanto para mí. Kiry ha sido mi acompañante por muchos años, merece que escriba para ella.

Llevamos a mi amor de vuelta al lugar de sus pesadillas (y las mías). Se asustó, ella quería pasar sus últimas horas en aquella habitación que me pertenece, lo sé, pero algo me indicaba que debía llevarla. El doctor nos explicó su verdadero motivo, Kiry no podía seguir viviendo de ese modo, me dejó llevarla a casa porque sabía que era lo mejor para ambos, pero que su estado era crítico y el dolo insoportable. Atarla unos días más a este mundo significaría mucho dolor para ella.

“Recomiendo la eutanasia”. Y yo recomiendo una patada en los huevos. Me dolía aceptar que tenía que permitir que eso pasara. Kiry me miró con ojos de cansancio, se me acercó tambaleante y vomitó cerca mío. Me di cuenta de que el doctor hablaba en serio, me dolía, pero apuesto a que a ella le dolía más. Yo quería que le llegara la hora sobre mí, pero no podía aplazar más ese sufrimiento.

Atónito, desesperado, lloriqueando y con pensamientos suicidas, acepté. La echaron a dormir, aguantó unos instantes, pero luego calló rendida. La tomé de las patas, aún respiraba, estaba adormecida. Todo continúo, la acariciaba, le decía lo mucho que la amo, le agradecí por todo y ella me miraba con ojos que ya no parecían los suyos. Le inyectaron algo más, me miró fijamente, el doctor oía sus latidos, luego se alejó. Comprendí lo que ocurría al instante, pero no lo acepté.

Me desesperé aún más, la sacudí un poco, le dije que la amaba, la llamé por su nombre, le rogué que me escuchara. Ahora entiendo lo inútil que fue, pero no sabía qué hacer. Kiry luchó por estar conmigo, pero no podía permitirlo. La solté, no. No la solté, me alejaron de ella. Su hermoso cuerpo, aún tras la operación, estaba quieto… me pregunto si esperaba algo de mí, algo más. Algo fuera de lo humano que yo hubiera podido intentar, me pregunto qué más pude haber hecho por ella. “Te amo, te amo” mientras me arrastraba a casa y destruía todo a mi paso. Menos este ordenador, que requería para contar su historia. Tal vez luego también sea víctima de mi ira.

Te extraño, te necesito, te imagino en mi entorno. Tu nombre viene lento, como las músicas humildes, pero no se va. Te amo, por más que este momento sea el más terrible de toda mi vida, quiero que sepas que no me arrepiento de nada, que nunca me cansaré de decirte que te amo, que no eres un recuerdo triste y que hice todo lo que humanamente pude para que dejes de sufrir. Que nunca te dejé de pensar ni de soñar y que no pienso dejar de hacerlo.

El día murió contigo.

Perdón, siempre salgo mal. Pero tú estás hermosa.

Anuncios

Acerca de Le'Bleu

El estridente sonido que causan los que callan es asesino.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a 18:53 07/10/2010

  1. Pingback: Me rindo. « [Azules Digitales]®

  2. Sam dijo:

    Nunca antes un post me había conmovido tanto. Realmente siento muchisimo lo de Kiry, pero en esta vida hay cosas que son inevitables como esa cosa horrorosa llamada muerte. Sé que pasará y saldrás adelante.

    Cuídate, Marco.

  3. Gonzalo dijo:

    Yo sé que le diste la mejor vida.
    También sé que ese recuerdo quedará contigo.
    Pero quiero que sepas que no te debes torturar,
    pues Kiry fue feliz contigo
    y eso es lo que debe valer al final.
    No te diré que dejes de llorar,
    pero te diré que no la debes olvidar.
    Siento mucho no haber podido estar contigo,
    no tenía idea de lo que estaba pasando.
    Amigo mío, sé que le diste la mejor vida.
    Y disculpa por no saber que decirte en este momento.
    -Gonzalo

  4. Yoshi dijo:

    siento mucho lo de kiry,yo se que kiry vivira por siempre en tu corazon,ella desde donde estara agradecida de que has dado todo de ti durante estos años para cuidarla y estar a su lado,tal vez ella se fue pero todos los momentos donde ella estuvo a tu lado nadie te los quitara,eso tenlo por seguro,no te pido que no llores pues es muy doloroso perder a un ser querido,lo unico que te puedo decir es que esto pasara y saldras adelante(disculpa si tal vez no es suficiente pero no se muy bien que decir en estas situaciones)

    • Yoshi dijo:

      siento mucho lo de kiry,yo se que kiry vivira por siempre en tu corazon,ella desde donde este,estara agradecida de que has dado todo de ti durante estos años para cuidarla y estar a su lado,tal vez ella se fue pero todos los momentos donde ella estuvo a tu lado nadie te los quitara,eso tenlo por seguro,no te pido que no llores pues es muy doloroso perder a un ser querido,lo unico que te puedo decir es que esto pasara y saldras adelante(disculpa si tal vez no es suficiente pero no se muy bien que decir en estas situaciones)

    • Le'Bleu dijo:

      Me alegra que te preocupes por mí y gracias por tus buenos deseo. Lo sé, lo que ella dejó en mí no es algo que pueda borrarse y ahora forma parte de mí para siempre.

  5. Moka dijo:

    OMG
    Bliwi de verdad lo lamento demasiado!!! ;_; aunque no lo creas a mi también me duele su pérdida ._. sé que la amabas demasiado.
    Pero bueno, todos nos tenemos que ir en algún momento… al igual que las mascotas. En algun momento de nuestras vidas nos toca la experiencia de perder un animal que amabamos, que se convirtió en nuestro amigo y parte de la familia. Y lamentablemente a ti te tuvo que tocar ahora. A mi algún día me tocará también, y a Daish.. y a todos los que tenemos un animal que amamos, son cosas de la vida, hay que aceptarlas. Nada ni nadie es eterno.

    Ya la volverás a ver, algún día (bueno, si te gustaría creerlo). Por ahora, manten el buen recuerdo de que murió como una gran luchadora que no se dio por vencida hasta el final, que luchó por ti. Sientete orgullosa de ella, por su lucha y por todo lo bueno que te trajo a la vida.
    Por ahora llora, golpea, destroza, desahogate D: necesitas hacerlo, pero también aprende a no aferrarte al dolor a intentar ir saliendo de él poco a poco… eso es lo que Kiry querría. Sé que ella estaría diciendo “ya no llores, estoy bien, aquí me siento muy bien, no tienes por qué llorar, alegrate por mi y sigue adelante, eso también me haría sentir muy bien”

    No te diré “Animo” porque en un momento como esté los animos son demasiado dificiles de sacar, pero te digo… ten fuerza D: intenta superarlo y luego de eso intenta seguir una vida tranquila como querría Kiry, hazlo en honor a ella :3

    Perdón si soy pésima para consolar, no soy buena para estas situaciones [?] pero creo que lo que importa es sentir el apoyo de los demás :3
    Ojalá te logres sentir mejor, recuerda que estamos nosotras para ti :3 (seh Joshe cuenta como “ella” [ok no]).
    I.love.my.Bliwi

    • Le'Bleu dijo:

      Tengo la certeza de que la veré todos los días que me restan de existencia, se ha convertido en una parte importante de mí y juré que no la olvidaría. Sé que la muerte le llega a todos por igual, pero seamos positivos y veámoslo como algo distante tanto como para Kitty como para Cookie.

      Gracias por el amor y la comprensión, sé que puedo confiar en tu apoyo moral y en el de todos mis amigos, así como sé que Kiry también jugó un papel alegre en tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s