Nunca creceré.

A pesar de todo, soy un niño. Un niño que llora una pérdida, que recuerda el pasado con nostalgia y que se alegra mucho con pequeñas cosas. Que no piensa bien las cosas que hace y que es despreocupado. Que se pierde fácilmente en sus pensamientos y tiene reacciones poco pensadas. Pero que disfruta de la vida pensando poco las consecuencias y eso es tan bueno como malo.

También soy como un adulto. Analítico, perspicaz, dedicado y, sobre todo, repugnante. Hay adultos que son como niños, ellos se salvan de sí mismos. Pero no hay niños que son como adultos, no importa todo lo que digan, es imposible.

Siguiendo esa lógica, no puedo ser como un niño y sí como un adulto, pero me niego a serlo. Soy un adolescente, soy todo lo bueno y malo de ser niño y adulto. Me pregunto ¿cuánto tiempo me quedaré aquí? Reniego a menudo de mi vida, pero esta es probablemente la mejor etapa de mi vida, la más fácil, la que más he desperdiciado.

Me he enamorado de la persona equivocada y me he equivocado enamorado. He escuchado todo tipo de música y me he ido por un género más que por otros. He estado pendiente del celular como lo he lanzado por la ventana. He ido al colegio y a la universidad, he comido en restaurantes de todo tipo de comida. He dormido quince horas, he comido galletas a la media noche, he tenido Pentium II, III, IV y una Core2Duo. He escuchado desde Kraftwerk hasta Daft Punk, me cepillo los dientes de 2 a 3 veces al día. He hecho tantas cosas y aún así no he vivido.

¿Qué es vivir? Nada de lo que escriba esta mañana se acercará a la verdadera vida como esta frase: Vivir es amar. El problema es que muy pocas personas aman, aunque muchos creen que lo hacen (yo lo he creído y también me he equivocado). Si amar es vivir, ¿cuántas personas viven realmente? Lo peor es creer que amas por años, pero no citaré casos aunque viva entre uno de ellos.

Soy más niño que adulto y más adolescente que niño. Esta es la etapa de los errores más grandes que cometeré en mi vida porque aún no soy un ser esquematizado (espero nunca serlo). Estoy en el momento de mi vida en el que “amor” solo puedo sentir por Dios y mi familia. Pero me niego a ser un adolescente más, sé que hay mucha gente como yo que luchan contra el estereotipo, la mayoría de mis amigos hacen eso, pero esta vez me refiero a algo más.

Me niego a decir que no puedo amar a otra persona; me he equivocado en esto mucho, pero esta vez estoy seguro que no me equivoco. Me consta, hay parejas que se aman más que los esposos, creo que yo amo más a otra persona de lo que mi padre ama a mi madre. Me consta, así que sé que esta vez no estoy en el error.

Siempre tomamos decisiones, todos los días, todos. Desde escoger entre Madonna y Lady Gaga hasta morir y seguir vivo. Yo tomé una decisión muy importante hoy: Soy nostálgico mientras puedo ser feliz, soy feliz mientras puedo enojarme, me enojo mientras me alegro y me alegro de verte. Soy cuerdo y loco, soy creativo y aburrido. Puedo ser de todo pero jamás, JAMÁS seré un adulto.

El 12 de febrero cumpliré 18 años. But i’ll be eighteen ‘till i die. Viviré hasta morir y no moriré mientras viva.

Anuncios

Acerca de Le'Bleu

El estridente sonido que causan los que callan es asesino.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s