Surreal.

Surreal – Leonard Zelig

Bueno, empecemos esto como siempre y terminemos como nunca. ¿O empezamos como nunca y terminamos como siempre? Como sea (y lo que sea), ahí va.

Nos conocimos hace mucho como personas normales y distantes. Nuestras conversaciones se limitaban al chat virtual, probablemente sin mucho intercambio de palabras. En esas épocas, escribíamos con “XD”, tenías (y aún la tienes, eso es admirable) una mejor amiga a quien llamabas/llamas “gemela”, tenías 12 años y yo casi 14, no sabía dónde vivías y te llamaba por un seudónimo.

No sabía si tenías pareja o no, yo sí la tenía, ella fue una especie de conexión entre los dos. Empezamos hablando poco, yo en realidad no confiaba mucho en mi habilidad de hacer amigos y por eso pensaba que no llegaría a ser muy importante para ti. Cuando cumpliste 13 yo aún tenía 14, ya a los 13 años te hiciste más amiga mía. Ahora sí sabía más de ti, de tu novio, de la diversión . El “XD” seguía vivo y yo escribía como un horrible, el único gran cambio es que nuestras conversaciones se hicieron más fluidas y más frecuentes. Poco a poco, nos fuimos estimando el uno al otro.

Creo que sobra hablar de mi historia a los 14 años.

Nos hicimos muy buenos amigos, al punto de ser “mejores amigos” o algo por el estilo. Cada día me sorprendía un poco más como alguien que empezó siendo una simple conocida se volvió una amiga tan importante, tan confiable y, sobre todo, tan genial. Tenías 14 y yo 15 cuando ganamos mucha confianza. Seguíamos usando el Hi5 y yo ya estaba por empezar de nuevo con mi historia de 14 años; tú, por otro lado, vivías un enamoramiento feliz con un chico al que nunca conocí.

Mi cumpleaños 16 fue especial, empezaba el quinto de media dentro de un mes y me diste un regalo que me recordaba lo viejo que me considerabas, lo cual era gracioso y conmovedor… y dañino para mi autoestima de jovensito. Me regalaste una carta que aún conservo (como tesoro), parece que hubiera sido hace mucho más tiempo, pero en realidad el tiempo pasó muy lento el 2009. El “XD” ya era “xD” y mi escritura era ortográficamente más comprensible. Digo, ya no más “kien”, “zee” ni “xvr”.

Ya por este año tan terriblemente largo, estabas con otro chico. A este chico, debo admitir, lo odio casi tanto como tú lo odias. No entraré en detalles, solo diré que lo odio.

(Lapsus, me quedé viendo fotos antiguas)

No entraré en detalles del 2009, pero no era exactamente el año que debió ser. Ambos somos almas gemelas, para entonces debimos notarlo, pero nos encerramos con las personas equivocadas. Corrijo… no nos encerramos, quisimos creer que estaba bien y nos dejamos encerrar. Sufrimos, sufrimos mucho, lo suficiente como para escribir un libro, nos equivocamos en muchas cosas. Estábamos juntos y lejos; nos teníamos el uno al otro, pero no del modo correcto.

Aprendimos mucho del 2009, nos dolió pero creo que ya no caeremos en errores pasados. Lo dije antes, soy malo resumiendo, pero lo hice lo mejor que pude. Nuestra historia es extensa y confusa y un tanto lejana, pero es hora de entrar al 2010.

Muchas cosas terminaron el 2010, muchas cosas que no debieron pasar, tal vez. Este es un año curioso. Lo inicié soltero y tú al borde de lo mismo. Cuando te libraste de tu peor enemigo, solo nos tuvimos el uno al otro para consolarnos. Un videojuego casual, un helado en las tardes, mensajes de texto por doquier. Perdí mi Alcatel Blackberry-wannabe pero conseguí otro celular mucho más simple, lo suficiente como para seguir “mensajeando”.

Me enamoré mal. Aunque esa expresión de “mal” no encaja bien, en realidad todo el tiempo estuve enamorado, pero recién decidí hacer algo que debí intentar mucho antes. Cojudo, ¿verdad? Es como que Dios me pone la otra parte de mi alma frente a mí y yo me doy todo un paseo antes de notar lo inevitable. Ahora puedo decir que me enamoré bien; sí, esa expresión no existe, pero igual la diré: Me enamoré bien.

27/03/2010. Hablando de fechas importantes, esta es una de esas. Solo había tenido una enamorada en toda mi vida, no tenía ni la más mínima idea de cómo confiesa uno su amor por otra persona, pero supongo que todo lo que hice fue juntar mi espíritu en mis labios y soltar palabras sinceras cuando tuve tu oído a la par mía.

Me gustas.
Quiero estar contigo.

Lo gracioso de esta parte del relato, es que ese chongo de poner el alma en los labios no sirvió de mucho. En realidad, lo hice bastante mal. Le regalé un peluche, la hice sentir bien y luego fui egoísta. No pensé que recién habían pasado unos meses desde que terminó su relación anterior. Pero, a pesar del contexto, no me siento culpable; es más, agradezco haberlo intentado. Se quedó callada, se fue sola a casa y me perdí en mis pensamientos. Rodeado de un paraíso friki, dicho sea de paso.

Pero lo mejor vino después, en la madrugada del día siguiente, cuando mi universo de ser el típico fracasado probó un sorbo de felicidad. La misma chica que se había quedado callada y mensajeado su tristeza de no sentirse correspondida me decía que en realidad este sujeto también le gustaba, pero que solo podría funcionar esperando un tiempo. Y este sujeto, obviamente, se ofreció a esperar todo lo que fuese necesario.

Un pequeño stop. ¿Qué tiene de malo esperar? El error más común en los jóvenes de hoy es que la mayoría piensa en relaciones al paso. Yo quería que esto fuera para siempre y si iba a ser así, esperar un año o dos o lo que fuese no tenía nada de malo. Si tienen que esperar, esperen. Dicho esto, continuaré.

Pasaron los meses y yo seguía esperando.La Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas se volvió mi segundo hogar; a la par de mis estudios ahí, continuaba una vida amical activa con mi persona favorita. Le regalé un pandita y una carta por su cumpleaños, no lo olvido porque me enamoré de ese panda cuando lo vi.

Nuestros problemas se fueron disipando y yo sentí que estábamos bien. A veces dudaba de si ella estaba enamorada de mí y mis amigos tampoco me daban muchas esperanzas, pero yo quería creer que pronto la situación cambiaría. Aunque a veces me sentía muy solo y algo deprimido.

El 07/10/2010, a las 18:53, me di cuenta que estaba equivocado. El fallecimiento de Kiry fue un golpe bajo en mis partes íntimas, casi literalmente. Todo me parecía horrible y tenía ideas muy negras (sin alusiones racistas) sobre mí. Me fue muy mal, pero ese día me di cuenta a la mala que no estaba solo. Kiomi estuvo conmigo en todo momento, me quiso y me aceptó aún cuando yo solo me quejaba, aún me quejo de todo y me odio por eso.

Nunca estuve solo, ella nunca lo permitiría y por eso la amo.

Wow, no me había puesto a pensar seriamente en todo esto. Ahora sé cómo se siente toda esa cosa de “lágrimas de felicidad”. Las personas somos ingratas, no nos damos cuenta de lo que tenemos. Yo creo que he encontrado lo que buscaba. ¿O ella me encontró a mí?

El 06/11/2010, nos encontramos el uno al otro. El momento que debió pasar desde un inicio pasó al fin. Los problemas se volvieron mierda y las sonrisas invadieron todo el ambiente. Supongo que ya es hora de dejar el tiempo pasado. Mi novia es perfecta y la tuya no, jojolete. Está bien, no era exactamente lo que quería decir.

Los días subsiguientes han sido todos bellos, sin discusiones ni nada, tampoco es que haya pasado mucho, pero han sido días tranquilos. El 15/11/2010 pasó algo especial que opaca mi concepto de felicidad. No creo poder describirlo así que… bueno, ahí va:

La puerta se cerró
y se llevó consigo a todos los personajes del exterior.
Un abrazo,
Un “te amo”
y una canción.

Una canción cuya melodía desconozco,
una melodía indescriptible,
cierro los ojos,
sonrío
y despierto en otro mundo.

¿Lo hice bien? Supongo que no. Pues jódanse, yo lo entiendo y lo demás me vale.

Bueno no tanto así, ¡los quiero mucho, sigan leyendo mis craps! Pero soy algo egoísta, así que no puedo contar las cosas tan fácilmente… Dejemoslo en poesía mal estructurada y un mal intento.

Creo que esto es la crónica de todo lo vivido hasta hoy. Creo que estoy parcialmente satisfecho con lo escrito. Creo que debería haberlo hecho más extenso porque me he quedado con las ganas de elogiar a mi amor. Creo que debo dejar de creer y empezar a afirmar.

Mi concepto de almas gemelas ha llegado a uno de sus puntos más fuertes. Aunque leas rápido y yo lento, aunque te guste Owl City y a mi Eric Clapton, aunque yo cante mal y tu precioso, aunque dibuje mal y tu bien, aunque yo escriba muchas cosas públicas y tú te las reserves, aunque yo use twitter y tú no, aunque mi sabor favorito sea el chocolate y el tuyo la vainilla, aunque yo quiera aprender a tocar guitarra y tú el bajo, aunque yo sea de febrero y tú de mayo, aunque tengamos muchas diferencias, quiero que sepas que encajas perfectamente en el molde de mi alma. Sé que te necesito para existir y que la confianza nos mantendrá unidos siempre.

Esto ya será una carta para ti:

Estoy consciente de que esta es la parte fácil de nuestra relación. Sé que me amas y no te he correspondido correctamente y por ello te pido perdón. Gracias por darme tantas felicidades, perdón por quejare de tantas cosas siempre. Quiero que sepas que te amo, que no quiero que me veas como una persona autodestructiva y que solo deseo mejorar para ser superior a todos los horrores de tu pasado. Quiero estar ahí cuando lloras, pero quiero ser quien te hace reír más que nadie. Probablemente dentro de poco tiempo tengamos discrepancias, pero quiero pedirte que nunca te rindas. Sopórtame y ayúdame a seguir creciendo, que las peleas nos unan antes que separarnos y cuéntame siempre todo lo que te incomode tal y como lo haces ahora. Nunca te dejaré, no te defraudaré y mejor me detengo antes de sonar a RickRoll.

Te amo, Claudia Kiomi Tasato Nagahama. Acompáñame al cielo, mejor aún, llévame a él.

Anuncios

Acerca de Le'Bleu

El estridente sonido que causan los que callan es asesino.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Surreal.

  1. Yo no soy Kiomi dijo:

    Hoy a las 7 de la mañana, mi movilidad tocaba el claxon y yo estaba imprimiendo todo este post porque no quería esperar a leerlo [wtf]
    Me encanta ❤
    Está demasiado lindo, eres demasiado lindo ❤ [??]
    Lo resumiste bien….en realidad, si hubieras puesto todo, ocuparía demasiadas páginas…[??]
    Te amo :3 ya lo leí unas 5 veces hoy, debo detenerme [?]

    Bushishi!! Eso de "No lo lean" solo hará que lo lean más personas ù.u

    • Le'Bleu dijo:

      Yay!! Yo también te amo, gracias por este comment tan bello, me alegraste el día ;w; Gracias por todo, gracias, gracias, gracias [?] Aunque no puedo creer que lo hayas leído 5 veces, eso es bastante poco común [?] ME ENCANTAS [ok ya]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s